Santos Patronos

Catedral y Pquia. "Inmaculada Concepción"

IMG02

La Iglesia en Santo Tomé tiene su origen en la primera fundación en el año 1632, en el actual territorio de Rio Grande do Sul, Brasil, siendo el P. José Cataldino. Debido Los constantes ataques de animales salvajes y la amenaza permanente de los Bandeirantes deciden trasladarse a la orilla occidental del río Uruguay, aguas arriba hasta las proximidades de la desembocadura del Itacuá. Construyen le templo, que fue modesto, en el lugar que actualmente está la Iglesia, en el año 1638.

En 1648 el Obispo Fray Cristobal de Mancha y Velasco, visita la Reducción de Guaraníes, en el Auto de visita que está fechado el 9 de noviembre de 1648 dice "a partir de éste día la Reducción de Santo Tomé Apóstol, fue elevada a la categoría de Parroquia". Por Real Cédula del 15 de junio de 1654, del Rey Felipe IV, se mando llamar "doctrinas" a las reducciones y misiones jesuíticas, y por lo tanto sujetarse a la formalidad de manera que los misioneros que las gobiernan actúen como curas ordinarios. De cierta manera, es la aprobación Real de las reducciones como parroquias. Doctrina es la parroquia fundada, es el evangelio establecido y triunfante.

En el año 1678 el P. Baeza autoriza la construcción de una nueva Iglesia de mayores dimensiones que la utilizada hasta entonces.

El P. Gregorio Orozco, en 1692 mandó a demoler parte de la nueva Iglesia por considerarlo demasiado grande.

Todos los sacerdotes que tubo la Iglesia de Santo Tomé, fueron Jesuitas, hasta el año 1767, en dicho año, el Rey Carlos III, decreto la expulsión de los jesuitas, quedando a cargo de la asistencia espiritual los Mercedarios.

En el año 1817 el templo fue incendiado por los invasores a la orden de Das Chagas Santos. Sus paredes son de piedra "tacurú".

Por iniciativa del Capitán Bartolomé Grondona se construye una capilla en el asentamiento San Juan del Hormiguero, corre el año 1841.

En diciembre de 1860, los vecinos en compañía de Fray Cándido Barbieri, realizan una excursión a las antiguas ruinas jesuíticas. Visitan las ruinas del tempo, improvisan un altar con la imagen de la Inmaculada Concepción, donde se ofició la misa, en la homilía instó a la necesidad de poblar el viejo pueblo.

Corre 1861 las familias repoblaron el pueblo de Santo Tomé, renovaron sus deseos de tener una iglesia donde se levantaba aquella de origen jesuítica.

En mayo de 1863, se organizó una Comisión Pro Templo Parroquial y realizó una colecta.

En diciembre de 1864, se solicita autorización al Obispado de Paraná (Entre Ríos), para colocar la piedra fundamental del nuevo templo.

Ir Arriba

A fines de 1864 se divide el Curato de La Cruz, creando el Curato de Santo Tomé, siendo Fray Cándido su primer sacerdote permanente, puso todo su empeño en la construcción del nuevo templo, pero todo quedo en la nada ante los acontecimientos que se precipitaron durante la Guerra de la Triple Alianza.

En 1870 se reinician los deseos de construir un templo, para lo cual se forma una Comisión Pro Templo, a fines de este año si inició la construcción. Las paredes estaban hecha con las mismas piedras de "tacurú", teniendo una medida de 21 m de largo y aproximadamente 7 m de ancho. El 21 de diciembre de 1872, fue bendecida e inaugurada la iglesia.
El Obispo de Paraná, Mons. José María Gelabert, realiza la primera visita Pastoral en el año 1874.

El P. Gerónimo López se hizo cargo de la Viceparroquia en octubre de 1875 y organiza una solemne fiesta patronal, el 8 de diciembre.

En agosto de 1880, se crea la Parroquia de Santo Tomé, la jurisdicción de la nueva parroquia abarcaba el departamento San Javier (hoy provincia de Misiones), y el departamento homónimo.

El 24 de julio de 1883 se concreta la segunda visita pastoral de Mons. Gelabert.

En 1897 se inició un movimiento popular para construir un nuevo templo. Se constituyeron dos comisiones una de damas y otra de caballeros.

El 11 de enero de 1901 un incendio destruyó el altar mayor y parte del edificio sufrió daños de consideración. El 26 de enero de 1902, se inicia la construcción de la cuarta iglesia.

El 8 de julio de 1902 se produce la tercera visita pastoral del Obispo de Paraná, Mons. Rosendo de la Lastra y Gordillo. Que regresa para bendecir la primera parte de la construcción el 27 de diciembre de 1903. En 1910 comienza la segunda parte de la actual iglesia, que se paraliza a fines de 1911 por falta de recursos.

El 23 de octubre de 1913 el primer Obispo de la Diócesis de Corrientes, Mons. Luis María Niella, que bendice la nueva iglesia.

Con la creación de la Diócesis de Santo Tomé, el 6 de julio de 1979, por el beato Juan Pablo II, la Iglesia parroquial pasa a ser Catedral.

Ir Arriba