Santos Patronos

Pquia. "San Antonio de Padua"

IMG03La localidad de Gdor Virasoro se atendía espiritualmente desde la Parroquia de Santo Tomé, en forma esporádica, el 1° primer sacerdote data de 1935 y se llamaba Ramón

En 1939: un grupo de pobladores preocupado en participar de las celebraciones del culto católico constituye el 29 de marzo la Primera Comisión Pro-templo la que es asesorada por el Cura Párroco de Santo Tomé, Pbro. Pedro Alarcón. El objetivo era levantar una capilla. Se organizaron diversas actividades para recaudar fondos. Se destaca la donación de Pesos Cinco Mil que efectuó el Sr. Hernán Corrales con la condición de que la capilla se encuentre bajo la advocación de San Antonio de Padua. Por causas que se desconocen la supuesta comisión queda inactiva.

 En 1943: bajo la asesoría del Párroco de Santo Tomé, Pbro. Nicolás Soldi, se reinician los trabajoLs por esta obra. La colocación y bendición de la Piedra fundamental la realizó Monseñor Francisco Vicentin, segundo Obispo de Corrientes, en un terreno donado por la Sra. Salomé Navajas.

En diciembre de 1944 comienza la construcción del templo, en 1952, luego de una interrupción, se organiza una nueva comisión para continuar la obra con la asesoría del Padre Wladimiro Atamañuk.

En el año 1955 el Padre Wladimiro es trasladado a Bella Vista, y en su lugar viene el Pbro. Bruno Ostropolski. En junio de 1957 se bendice el primer casamiento en esta Iglesia y fue del matrimonio de Soto Santos Raúl y Rodríguez Juana.

En 1962, continúa la edificación y llega a nuestro pueblo el Padre Adolfo Smiguel quien continúa asesorando a la comisión quien recibe también apoyo de la empresa Las Marías estimulada por el Sr. Adolfo Navajas Artaza, y comienza las gestiones ante las autoridades eclesiásticas para la radicación de un nuevo sacerdote para que atendiera las necesidades espirituales.

En el año 1964 el Padre José Demarchi reemplaza al Pbro. Bruno Ostropolski.

En 1968, llega a la localidad el sacerdote Ricardo Vetter, Misionero Redentorista, quien se hace cargo de la feligresía y de las actividades destinadas a terminar la iglesia.

Por un decreto fechado el 16 de diciembre de 1968, el Arzobispo de Corrientes, Mons. Vicentín, «erigir, y de hecho erigimos, en el territorio desmembrado un nueva Parroquia, libre enteramente de la Parroquia antes mencionada (Parroquia de la "Inmaculada Concepción de Santo Tomé), con el título de "SAN ANTONIO DE PADUA" a la cual asignamos como Sede la Iglesia que en honor sel susodicho Santo está situada dentro del territorio desmembrad, en la localidad de "Gobernador Valentín Virasoro"».

Ir Arriba

En otro Decreto de fecha de 19 de diciembre de 1968 manifiesta «confiando en la piedad, ciencia y actitudes del Rdo. Sr. Pbro. Ricardo Vetter lo nombramos Cura párroco de la mencionada parroquia en sus términos y jurisdicción». El nuevo Párroco recibe del Arzobispo Mons. Francisco Vicentín la orden de formar la Nueva Parroquia.

Reliquia - "San Antonio de Padua"

Durante las fiestas patronales del año 2001, estuvo presente en esta Parroquia, prestando su servicio de animación misionera, el franciscano conventual Fray Contardo Miglioranza.
En esa ocasión surgió la iniciativa de solicitar a los frailes de Padua, en Italia, que custodian los restos de San Antonio, el envío de una reliquia para que quedara permanentemente en Virasoro, y de este modo promover siempre más el crecimiento en la fe de esta porción del pueblo de Dios.

La solicitud se realizó en forma conjunta de parte del Intendente de la ciudad y del párroco Fabián Reimer, contando además con la aprobación del obispo de Santo Tomé, Monseñor Francisco Polti.

Luego de algunas reticencias iniciales, los frailes de la Basílica del Santo respondieron favorablemente a la solicitud. La reliquia, una pequeña porción de piel, fue consignada a los frailes que residen en la Argentina y estos se la ofrecieron a la comunidad de Virasoro en ocasión de las fiestas patronales de San Antonio año 2002. Ese año la comunidad vivió un momento especial, el domingo nueve de junio, cuando llegó la tan esperada reliquia, una multitud se congregó a esperar en la plazoleta donde esta la ermita del Santo Patrono, no dejándose amedrentar ni por el barro ni por el mal tiempo reinante. Desde allí se realizó la procesión, en medio de cantos, oraciones, hacia la sede parroquial; desde esa fecha a hoy se sigue viviendo con mucho emoción y con el espíritu grato a Dios de la presencia de la reliquia en esta ciudad.

Ir Arriba